.

.

5/4/08

SALMO


Le creo al viento un pecho, una cadera sobre la que apoyarme. Creo al rechazo un rostro que con el mío comparo. Me sirvo de las nubes cual cuadernos y tinta. Lavo la claridad.

El cielo tiene lóbulos que corto, y las lágrimas, hojas sobre las que yo escribo, las amapolas, galas que me visten, y los pinos, cintura que me ríe. Sin encontrar a nadie a quien amar, ¿es demasiado, muerte, que me ame a mí mismo?

Me auto-acuno. Mis senderos yo creo de mis dedos y dispongo el espacio en circular, lo mismo que mis ojos. Invento un agua que no me sacie nunca. Igual que el aire soy, sin leyes qué acatar. Creo un paraje donde convergen infierno y paraíso. Invento otros demonios con quienes yo compito en carreras y apuestas.

4 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Precioso texto. Me conmovió mucho.
Un abrazo!

Mercedes & Isabel "MERISA" dijo...

Muchísimas gracias Raquel, te agradecemos la visita. En verdad este poeta es una maravilla leerlo. Abrazotes

Supermamá... dijo...

Adonis.....gran poeta sirio, genio de la sutil imaginación plasmada en letras.

salu2

Mercedes & Isabel "MERISA" dijo...

Cierto supermamá, tienen sus versos un un sutil pincel donde refleja maravillosas imágenes. Gracias por tu comentario. Cordiales saludos