.

.

10/2/08

MATSUO BASHOO






Furu ike ya
Kawazu tobikomu
Mizu no oto


En el espejo antíguo del estanque
se sumerge una rana.
Ruido de agua.

Kigo: kawazu (rana)
Este es uno de los más conocidos kaikus, no sólo de Bashoo sino de toda la historia del haiku. En España ya fue glosado por Valle-Inclán ela Frasa y licencia de la reina castiza con tres versiones del haiku correspondientes a tres ediciones. También se ocupó de este haiku Octavio Paz en su ensayo "Tres momentos de la lieratura japonesa" y lo traduce: "Un viejo estanque./ salta la rana ¡zas!/ chapalateó".
El sentido es evidente y nos puede parecer poco poético: simplemente una rana se sumerge en un estanque. Pero hay algo más: en la silenciosa quietud de un jardín una rana rompe este estado de una forma visual y sonora al sumergirse en el agua.

No hay comentarios: